Foro de Anime y Manga, Japones y con un Fansub propio
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarRegistrarseConectarse
.

Comparte | 
 

 El daño de la Coka-Cola a ti y al mundo entero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Rashek Monogatari Unmei
Capitán General
Capitán General


Cantidad de envíos : 1094
Edad : 30
Localización : En algun lugar de la decima dimension
Raza : Nephilim
Elemento : Viento
Pide un deseo : Que las cosas salgan como deseo
Solter@ : Si
Habita : En un mundo donde mi amor y yo estemos siempre juntos... en la cama *¬*
Odio : Las pijas y los emos
Canción : La cancion de Rashek xD
Anime o Manga : No sabria decir xD
Comida : Japonesa *-*
Color : Azul *-*
Fecha de inscripción : 13/11/2008

MensajeTema: El daño de la Coka-Cola a ti y al mundo entero   Miér 11 Nov 2009, 21:07

¿Sabían ustedes que por cada litro de coca cola que tienen en sus mesas (me deslindo puesto que no tomo refresco) se han desperdiciado 3 tan sólo para lavar los envases?

¿Sabían también que con las reservas mundiales de agua con que cuenta coca cola podría llevarse agua al planeta entero hasta por once días?

Incluyendo a los niños de África. ¿Sabían que en ese continente muere un niño cada 15 minutos por enfermedades relacionadas a la falta de agua? (1 hora = 4 niños, 1 día = 96 niños, ¿Continuas la cuenta para saber cuantos son en un año?) Fuente: La Jornada (Periódico mexicano, objetivo) diciembre 12, 2005

Los daños de la Coka Cola

Los carbonatos contenidos en este tipo de refrescos, producen molestias hepaticas y renales, entre estas puedes formar arenillas y formar calculos renales. Puede aumentar significativamente la glucosa en sangre derivado de la alta concentración de azucares en estos refrescos. Gastritis, colitis y otros son algunos de los tratornos que se presentan.

En cualquier caso, el mito que quiero desterrar hoy tiene muchas formas, pero todas se basan en el mismo concepto: La Coca-Cola es muy ácida y eso la hace dañina. Hay dos clases de comentarios que se oyen por ahí. Unos de ellos son absolutamente falsos (como que un clavo en un vaso de Coca-Cola se disuelve en dos días), y otros son ciertos pero omiten parte muy importante de la verdad (como el de que la Coca-Cola se puede usar para limpiar el óxido de los metales). Veamos qué es cierto, y qué no lo es, acerca de la acidez de esta bebida – desde luego, que sea mala por ser ácida es mentira, o no estaría en el título de la Falacia.


Aunque la fórmula exacta y completa de la Coca-Cola no es pública, es indudable que esta bebida es ácida. De hecho, tiene más de un ácido. Los más importantes son tres: ácido carbónico, ácido cítrico (en algunas) y ácido ortofosfórico.

El ácido carbónico (H2CO3) se debe al dióxido de carbono disuelto en ella, que le da las burbujas. Sin embargo, este ácido no es el principal contribuyente a la acidez de la Coca-Cola: probablemente has notado, si bebes agua mineral con gas, que tiene un puntito ácido, pero no es mucho. De hecho, si se mide la acidez de la Coca-Cola cuando ya no tiene burbujas, no es muy diferente de cuando las tiene.

El ácido cítrico (C6H8O7) no está en todas las versiones de la bebida, pero en cualquier caso no hay una gran cantidad – la acidez de la Coca-Cola no se debe tampoco a este ácido (que, como probablemente sabes, es el que las frutas cítricas contienen en gran cantidad, y lo que le da la acidez al zumo de limón o de naranja).

Finalmente, el responsable de la mayor parte de la acidez de la Coca-Cola: el ácido ortofosfórico (o simplemente ácido fosfórico), H3PO4. Este ácido proporciona a la Coca-Cola su acidez supuestamente “peligrosa”.

Pero aquí es donde está el meollo de la cuestión: cuando lees cosas sobre ella, parece que es una sustancia extraordinariamente corrosiva, extrema en este aspecto, comparada con otras sustancias de la vida cotidiana. Es mucho mejor, te dicen, beber otras cosas que no sean tan ácidas, para que no se te corroan los dientes. Pero pensemos un momento…realmente, ¿cómo de ácida es la Coca-Cola?


Esto es muy fácil de comprobar simplemente midiendo su pH (7 es neutro, y cuanto más bajo, más ácido). Dependiendo de la variedad el pH cambia, pero una Coca-Cola típica tiene un pH que es más o menos de 3 (creo que la más ácida puede llegar hasta 2.5): definitivamente ácida. Probemos a tomar algo que no tenga la corrosiva acidez de la Coca-Cola, algo más sano…

¿Qué te parece una manzana? Tiene un pH de 3.6. No tan ácida como la Coca-Cola, pero indudablemente ácida. Sin embargo, nadie te previene contra comer manzanas porque sean ácidas.

¿Mejor unas cerezas? En este caso el pH es aún más ácido, 3.25. ¡Cuidado con las cerezas!

¿Tal vez unas fresas? Te estás metiendo en la boca una sustancia de pH 3, lo mismo que con una mermelada de naranja o con una Coca-Cola “promedio”.

Pero es que hay uvas con un pH de 2.8. Y todo esto es sin meternos en los cítricos: un limón o una lima tienen un pH de 2. ¡Un zumo de naranja tiene la misma acidez que la Coca-Cola! Sin embargo, nadie se escandaliza de la acidez de las fresas o las uvas, y la sociedad es muy consciente de la acidez de la Coca-Cola.

De modo que esta bebida no es especialmente ácida, comparada con otras sustancias de la vida cotidiana. Pero ¿es tan grande su acidez? ¿Es suficiente como para causar daños en nuestros dientes?

Desde luego que se han hecho estudios clínicos sobre los efectos de la acidez en los dientes – con muchas sustancias, incluída la Coca-Cola. Y resulta que el pH de esta bebida no basta para reducir el pH de la boca lo suficiente como para causar daños en los dientes.

Sí, habrás oído esas historias de meter un diente en un vaso de Coca-Cola y que se disuelve, y cosas parecidas: con mucho tiempo lo hará, lo mismo que el vinagre, el zumo de naranja o un zumo de uva o de fresa. Pero ninguno de estos líquidos permanece en nuestra boca lo suficiente como para hacer nada – nuestra saliva es básica, y el pH de la Coca-Cola no es suficientemente bajo como para que nuestro cuerpo no sepa regularlo.

Lo del clavo que se disuelve en dos días, desde luego, es mentira. Para conseguir eso hace falta un ácido bastante más potente. Sí es cierto, una vez más, que la Coca-Cola sirve como limpiador en determinadas circunstancias – pero mucho mejor funciona el zumo de limón o el vinagre, ambos más ácidos que esa bebida.

De manera que, en primer lugar, la Coca-Cola no es “especial” por su acidez en absoluto. Y, en segundo lugar, esta bebida (igual que las otras sustancias de acidez similar) no es suficientemente ácida como para dañarnos. Que algo sea ácido no quiere decir que sea dañino: tiene que ser muy ácido para hacernos daño en los dientes.

¿Quiere esto decir que la Coca-Cola no sea dañina para nuestro organismo? ¡En absoluto! Pero la cuestión es que las razones por las que es más saludable beber otras cosas no tienen nada que ver con su grado de acidez.

En primer lugar, aunque un zumo de naranja y un vaso de Coca-Cola tengan una acidez comparable, el zumo tiene un valor nutricional muy elevado (para empezar, por el ácido ascórbico que contiene – la vitamina C…¡ahora resulta que el ácido es bueno!), y la Coca-Cola ninguno.

En segundo lugar, piensa en un zumo de naranja sin azúcar y una Coca-Cola. ¿Te parecen ambos igual de ácidos? ¡En absoluto! Y sin embargo, tienen un pH muy parecido. La razón, naturalmente, es que la Coca-Cola tiene una cantidad bastante grande de edulcorantes. En Europa (y en México, no sé en otros países americanos), la Coca-Cola normal tiene azúcar de caña, mientras que en los Estados Unidos tiene jarabe de fructosa obtenido del maíz. En cualquiera de los dos casos, es una cantidad de azúcares muy grande: una sola Coca-Cola te proporciona un 9% de los hidratos de carbono recomendados por día (para una dieta de 2000 kcal). Carbohidratos que, probablemente, no necesitas si tienes una dieta equilibrada.

Pero claro, si te pasas a otras versiones sin azúcar, entonces tienes el problema de que esos edulcorantes son cosas como el aspartamo, cuyos efectos sobre la salud son bastante controvertidos. De manera que, si bebes Coca-Cola con azúcar, el único ingrediente nutricionalmente significativo que te proporciona es azúcar, y si bebes otras variedades no te proporciona absolutamente nada: o “calorías vacías” o nada en absoluto.

Además, aunque no está claro (hay experimentos que sugieren unas cosas y otras), es posible que el ácido fosfórico haga que, a largo plazo, disminuya el contenido de calcio de los huesos, de manera que, si esto es así, sería un efecto negativo de la Coca-Cola, pero no por su grado de acidez, sino por la acción de este ácido en particular sobre los huesos.

No hay que olvidar, desde luego, el efecto sobre los dientes… pero ese efecto se debe al azúcar, no al pH. La Coca-Cola con azúcar puede favorecer la formación de placa, pero lo mismo sucede con cualquier otra sustancia azucarada.

De hecho, curiosamente, las exacerbadas críticas contra la Coca-Cola no suelen extenderse (al menos, no con la misma intensidad) contra todas las demás bebidas azucaradas del mercado, cuando el principal problema es la cantidad de azúcar (o de edulcorantes artificiales) que contienen, sin proporcionar beneficios nutricionales como un zumo natural.

También podríamos hablar sobre la cafeína, pero eso excede los objetivos de este artículo. La conclusión es sencillamente la siguiente: la Coca-Cola no es una bebida particularmente sana, pero la razón no tiene nada que ver con su acidez, que ni es tan grande como la gente piensa, ni es mayor que la de muchísimas cosas que bebemos y comemos a diario.

Lo repito una vez más: este artículo no trata de defender que esta bebida sea saludable, sino desterrar el mito de que es perjudicial por ser extraordinariamente ácida. Desde El Tamiz recomendamos beber zumos naturales (si es posible, no a base de concentrados) sin azúcar añadido, o simplemente agüita fresca.

¿Que hay en la Coka-Cola?

La “fórmula secreta de la Coca-Cola” es, desde luego, una de las maniobras de publicidad más geniales de esta marca. Es cierto que la fórmula exacta (ingredientes, proporciones) de esta bebida no es pública, pero ni es tan difícil saber cuáles son los ingredientes fundamentales, ni ha sido un secreto durante tanto tiempo (algunas de las fórmulas antiguas se conocen ahora). Pero lo que sí es cierto es que no sabemos la receta exacta de la Coca-Cola actual. Algunos ingredientes son públicos, pero el mítico Merchandise 7X se encuentra en una caja fuerte del SunTrust Bank Building en Atlanta, Georgia, y no sabemos con exactitud qué contiene.

Además, la composición de esta bebida ha cambiado con el tiempo: en este artículo vamos a hablar sobre lo que sabemos de la composición actual de la Coca-Cola, no de versiones anteriores. Si hay interés en la historia del refresco (algo sí que hay, porque alguna pregunta en el artículo anterior se refería a ese asunto) le dedicamos otra entrada.

Por lo que hemos podido averiguar (por cierto, no tenemos ninguna relación con la empresa ni esta lista es oficial de ninguna manera, y es posible que nos equivoquemos en alguna cosa), los ingredientes conocidos de la Coca-Cola normal (”clásica”) son los siguientes, más o menos en orden de cantidad:

1. Agua.

Como puede que sepas, la Coca-Cola es, en origen, una especie de jarabe espeso que contiene todos los demás ingredientes. Las empresas de embotellado locales (no todas las cuales son propiedad de Coca-Cola) se encargan de añadir el agua y el dióxido de carbono y embotellar la bebida. Si se trata de grifos en restaurantes, cines y demás, el agua se mezcla con el sirope cuando se sirve la bebida (una de las razones por las que de ese modo sabe diferente).

Si has bebido Coca-Cola en diferentes países, notarás a veces que el sabor cambia: una de las dos razones es ésta. Al usar agua “local”, la región en la que se embotella la bebida tiene un efecto (no muy grande, pero puede notarse) sobre el sabor.

2. Azúcar.

La Coca-Cola (como casi todos los demás refrescos de este tipo) tiene mucho azúcar: alrededor del 11% del peso de la bebida es azúcar. Como dijimos en el artículo anterior, en un momento determinado se dejó de usar azúcar de caña en los Estados Unidos: allí la Coca-Cola es endulzada con jarabe de fructosa proveniente del maíz, que es más barato y más dulce. No sé por qué en el resto del mundo se sigue usando azúcar de caña y en los EE.UU. han cambiado, pero ésta es la segunda razón de la diferencia de sabor: si bebes Coca-Cola en los Estados Unidos notarás que sabe bastante diferente a la de otros sitios.

Además, parte del azúcar se carameliza, y es responsable (en parte, también hay colorantes artificiales) del color oscuro de la bebida.


3. Dióxido de carbono.

Como en el caso de muchos otros refrescos, se añade a la Coca-Cola dióxido de carbono, que se disuelve en el agua (el CO2 se añade en la etapa de embotellado, cuando el sirope ya se ha mezclado con agua). El dióxido de carbono le confiere las burbujas y algo de su acidez.

4. Cafeína.

La cafeína, junto con el azúcar, son los ingredientes activos más importantes de la bebida: son los que producen el “subidón” y, probablemente, parte de la razón por la que mucha gente tiene problemas para dejar de beberla. Es posible que la cafeína se añada pura, o que se utilice citrato de cafeína, que se absorbe más rápido que la cafeína pura debido a una velocidad de disociación más elevada.

5. Ácido fosfórico.

El carácter ácido de la Coca-Cola (que, como ya dijimos, no es tan grande como alguna gente piensa) es proporcionado por este ácido mineral. Hubo un tiempo en el que no había ácido fosfórico en la Coca-Cola y su acidez provenía del ácido cítrico (del zumo de lima, por ejemplo), pero la mayor parte de la acidez actual es causa del ácido ortofosfórico.

6. Coca.

Si bien es cierto que la Coca-Cola contiene extracto de hojas de coca, no es cierto que contenga cocaína (al menos, no en cualquier concentración que pueda tener algún efecto sobre el organismo). El asunto de las drogas está muy, muy regulado en Estados Unidos, y la Drug Enforcement Administration (DEA) no se anda con chiquitas.

La importación de hojas de coca a los EE.UU. se realiza a través de una empresa, Stepan Company, que las procesa para extraer los alcaloides (incluída la cocaína), que vende a la industria farmacéutica. Una vez se han extraído esos compuestos, las hojas se utilizan como ingrediente de la Coca-Cola – pero entonces ya no tienen cocaína.

7. Aceite de lima.

Aunque hace años se usaba zumo de lima como ingrediente (que daba gran parte de su acidez al producto), hoy en día se usa un extracto más concentrado de aceite de lima que probablemente es parte del Merchandise 7X. El sabor de la lima, aunque mezclado con muchos otros, es uno de los responsables del sabor típico de la Coca-Cola (junto con la vainilla, sigue leyendo). En algún momento (pero no sabemos si aún) también se han utilizado aceites de otros cítricos, como el limón y la naranja.

8. Vainilla.

La vainilla es, junto con el carácter ácido y dulce y el ligero sabor cítrico, la que proporciona su sabor característico a la bebida. No parece que la empresa utilice sucedáneos, sino extracto de vainilla “de verdad”, aunque probablemente no haga falta una concentración grande para darle su sabor.

¿Qué otras cosas puede haber en la Coca-Cola, pero no estamos seguros?

Parte del sabor es proporcionado por otras especias además de la vainilla, entre las que probablemente están (o han estado) la canela y la nuez moscada. Además, desde luego, hay aditivos artificiales que proporcionan color y sabor, pero no son públicos (al menos, que sepamos nosotros).

¿Qué cosas no hay en la Coca-Cola?

Además de la ausencia de cocaína, hay otro ingrediente que alguna gente piensa que existe pero no está ahí: a pesar del nombre, parece que el sabor proporcionado por las nueces de kola ha sido sustituido por sabores artificiales hace bastante tiempo, de modo que la Coca-Cola ya no tiene este ingrediente.

De modo que espero que los que estábais interesados en saber un poco más sobre este asunto hayáis disfrutado – como digo, la composición de la Coca-Cola no es tan misteriosa como el marketing quiere hacer aparecer, y además (aunque esto es una opinión personal) el éxito de la bebida está mucho más en ese marketing que en su sabor.

Efectos externos

El ácido fosfórico bloquea el calcio, zinc y magnesio en tu intestino grueso, acelerando tu metabolismo. Además, las altas dosis de azúcar y edulcorantes artificiales aumentan la eliminación de calcio mediante la orina.

Las propiedades diuréticas de la cafeína hacen efecto (tienes que ir al servicio). Éste es el momento en que expulsas el calcio, magnesio y zinc que debería ir dirigido a tus huesos, así como también sodio, electrolitos y agua.

Mientras decae la fiesta dentro de tu organismo, termina el chute de edulcorantes y empiezas a notar la falta de azúcar, con lo que te pones irritable o depresivo. Ahora mismo has, literalmente, meado toda el agua que contenía la bebida, pero no sin antes acompañar la expulsión de valiosos nutrientes que tu cuerpo podría haber empleado para cosas como hidratarte o construir huesos y dientes más fuertes.

Un par de horas después vendrá el bajón de la cafeína (algo menos si eres fumador). Pero, eh, tómate otra Coca-Cola, ¡es la chispa de la vida!

PD: La Coca-Cola en sí no es el enemigo, sino la combinación de elevadas dosis de azúcar, cafeína y ácido fosfórico, algo común en casi todas los refrescos gaseosos.

Conclusión personal: La próxima vez que te miren con cara rara por pedir una cerveza a las 12 de la mañana, cuéntale esta pequeña historia a tus amigos. Seguro que dejan de darte la lata.

_________________

NOUGAMI NEURO

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rasenmahou.roleplaylife.net
 
El daño de la Coka-Cola a ti y al mundo entero
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La coca cola de yoshi 2
» PEDALES (TIMÓN DE COLA) CASEROS
» Que los Saurios puedan ganar "Cola Prensil"
» Cola Ceadeus
» Duda con Sensei Cola Dorada

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
RASEN MAHOU 螺旋 魔法 :: Estante Tematico :: Tematica General-
Cambiar a:  
Crear foro gratis | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis